¿Se puede amar y ser infiel?

“¿Se puede amar y ser infiel?”, se preguntaba el título de una de las columnas del periódico. “¿Es posible engañar a la persona a la que se ama sinceramente?”, decía a continuación. Mario prefirió no seguir leyendo y desvió su atención a Lucía, que en ese momento preparaba café. Ella le sonrió con la mirada, antes de acercarse y estrechar la cabeza de Mario contra su vientre, revolviéndole el cabello. Los sentidos volaban en esos pequeños instantes, cuando el tiempo se paraba para los dos.

Ambos se despidieron poco después con un beso, soñando ya con volver a casa. Mario caminaba hacia su trabajo con sus pensamientos colgados del cuerpo de Lucía, su esposa desde hacía algo más de un año. Ella mientras se observaba reflejada en la ventana del vagón de metro. Allí veía a una persona feliz y enamorada. Mario era lo más importante en su vida.

Él trabaja como comercial de ventas de una multinacional de cosméticos. En el coche revisa el itinerario del día y, para el final, deja intencionadamente la visita a una pequeña perfumería interesada en adquirir más productos de su firma. Allí llegará coincidiendo con el atardecer. Tras telefonear a Lucía y susurrarle cuanto la quiere, Mario deja caer su anillo de matrimonio en el bolsillo interior del traje. Al abrir la puerta de la perfumería suenan las campanitas de bienvenida. Allí está ella.

Lucía es maestra en una escuela del extrarradio. Cuando atardece el colegio se vacía poco a poco y los alumnos desaparecen, aunque ella tiene todavía trabajo pendiente, así que decide quedarse a solas en su aula. Suena el teléfono móvil y escucha la suave voz de su amado. Ella le responde con un “te amo”, para desabotonar después dos botones de su blusa con el objetivo de aumentar su escote. Llaman a la puerta. A pesar de la penumbra le distingue perfectamente.

Después de flirtear con el mostrador como barrera, la dependienta baja la persiana de la perfumería y cierra el negocio. En la sala posterior pasará poco tiempo antes de que ambos comiencen a comerse a besos. Mario le quitará cuidadosamente la blusa y levantará su falda negra, dejando ver unos magníficos ligueros de encaje. Ella le abrirá el pantalón para sacar a su animal despierto. Ahí, rodeados de cosméticos y perfumes, Marcos la colocará contra la pared y la follará desde atrás, mientras mete sus dedos en su boca, precisamente el lugar en el que ella le pedirá minutos después que explote. Será algo rápido pero intenso, el final perfecto a un día de trabajo.

Él cerrará la puerta con llave, como hace siempre. Aún lleva puesta la ropa deportiva, lo que le delata como el profesor de gimnasia del colegio. Lucía girará su silla hacia él y abre sus piernas, esperándole ya sin bragas. Él la devorará hasta hacerla gemir, para después colocarse sobre su cuerpo y follarla encima de la mesa. Lucía aspirará mientras su aroma a sudor. Finalmente, su animal se vaciará en las manos de ella, dejando su ofrenda espesa y caliente.

Mario llega mientras Lucía se ducha, y decide acompañarla. Ambos se besan apasionadamente bajo los hilos de agua. Se miran con un amor infinito y sincero. Cuando vayan a dormir, él se cobijará en el cuerpo de Lucía y conversarán en voz baja hasta que el sueño les venza. Lucía se dormirá prendida de la vida de Mario. Mario cerrará los ojos soñando con pasar el resto de su vida junto a Lucía. El tiempo se parará de nuevo para los dos.

Una pareja perfecta, dirán quienes no conozcan la realidad de Marcos y Lucía. Pero, yo me pregunto, ¿es posible amar y ser infiel? ¿Se puede engañar a la persona amada? ¿Es positivo vivir en una mentira? ¿Es la infidelidad una receta para ser feliz o el camino a la desesperación?

About these ads

31 comentarios hacia “¿Se puede amar y ser infiel?”

  1. Yo creo que la vida es muy larga y no se puede decir de este agua no bebere…

  2. No, no se puede.
    Me hubiese parecido interesante que se hubiese planteado si se puede amar a alguien y tener sexo con otras personas, siempre que se conozca la existencia de ese hecho, si hay amor en las relaciones abiertas, o hasta qué punto se pueden separar el sexo y el amor.
    Pero si se habla de mentira, engaño, infidelidad… entonces no se puede habar de amor.
    El engaño ataca al respeto y a la confianza, y esos son dos pilares fundamentales en el amor.

  3. Si es una relacion abierta, sin mentiras, donde ambos son libres de tener otras relaciones y son consentidas por ambos, si que creo que exista el amor. Ambos comparten sus experiencias, sin tapujos. Pero y si se oculatan cosas? No se hasta que punto puedes querer a tu pareja y ocultarle otra relacion, algo que no es puntual, sino repetitivo. Querer realmente a una persona no creo que sea eso

  4. si se ama, no se miente…cuando amamos en verdad buscamos la felicidad de lapersona amada y no la ponemos en riesgo.

    Cuando alguien es infiel es por que no ama a su pareja. No podría quitarse el anillo de bodas. Nopodría besar a nadie mas sin evocar su nombre.

  5. me parece muy interesante este articulo, creo que si se puede amar a tu pareja y al mismo tiempo follar con otra tia, pero mi esposa que esta a mi lado dice que no…je..je…
    cambiando de tema, me gustaria recibir este articulo en mi mail para compartirlo con amigos, pero no soy muy bueno en esto si me pueden dar una manita se los agradeceria mucho…gracias.

  6. Me gustarían que las cosas fueran como pienso….. pero al ´final actúo según las circunstancias… Todo es posible.
    Un saludito.

  7. glorimarg10 Dice:

    PENSO QUE SI SE AMA VERDADERAMENTE NO SE ENGANA,PERO SI ES UNA RELACION ABIERTA SIN MUCHO COMPROMISO SE TIENDE A AVENTURAR. ENTIENDO QUE SE ARRIESGA MUCHO Y LA SATISFACCION ES PASAJERA.

  8. creo que no ,pero bueno despues de unos años aveces te dan ganas es mas ,creo que eso alimenta ala pareja siempre y cuando el otro no se entere ovio

  9. Vaya, una pregunta complicada. Amor, infidelidad… ¿De dónde provienen estos valores? A mí me repele la universalización de los conceptos, por lo que intentaré no llegar a conclusiones absolutas para conservar algo de coherencia. Considero que todos aquellos que afirman fervientemente que algo es “bueno” o “malo” tan sólo están repitiendo la perorata socrático-cristiana que nos viene dada desde el momento en que nacemos. ¿Es inmoral la infidelidad? Hombre, pues teniendo en cuenta que nosotros somos los que hemos instaurado la definición esencial de moral en sí, no lo sé,. Supongo que para llegar a una conclusión certera a nivel individual tan sólo nos queda recurrir a la experiencia. ¿Nos sentimos mal cuándo somos infieles? Y si es así, ¿nos sentimos mal con nosotros mismos o con el vulgo que dicta nuestro comportamiento? Si nos sentimos mal con nosotros mismos supongo que lo mejor será dejar las aventuras para los demás, pero si nos vemos capaces de llevar a cabo una vida de pasiones y apetencias que no nos desequilibre ¿por qué no?. Considero que el hecho de no ser infiel por miedo es tan egoísta como el serlo por apetencia.

    Entonces, ¿Se puede amar y ser infiel? Supongo que depende de nuestra capacidad de evasión a la opresión moral y ¿Por qué no decirlo? de nuestra capacidad de mentir. Puesto que podemos divagar acerca de muchas cosas, pero en la práctica a nadie le gusta que su pareja sea como Mario, ni como Lucía.

    • Me ha gustado mucho tu respuesta ;)

    • J. Alpuche Dice:

      En efecto… en la praxis a nadie le gustaría vivir una “utopía familiar”. En lo personal y como hombre te das cuenta cuando tu mujer te engaña.

      No existe pareja perfecta y por lo tanto dejar transcurrir el tiempo “jugando a vivir felizmente”, se da como resultado el planteamiento del texto. en concreto… perdemos el control de las cosas.

      Saludos y recuerde que no existe verdad absoluta, porque incluso la verdad más cercana a la realidad es tan solo la mitad de la misma.

      Es cuanto.

      • J. coincido contigo en la coherencia y en que las respuestas tienen que ver con la propia conciencia…me preocupa en tu respuesta la ausencia de responsabilidad para con la pareja…¿basta que me sienta bien siendo infiel??, ¿basta con que no sienta culpa? o ¿tendria que haber un espacio en el que el dolor causado a la pareja fuera importante?. amar a alguien ¿no implica cuidarle?? o por lo menos no causarle daño ???.

      • J. Pérez Dice:

        LUZMA!!!

        ¿Tú te sentirías bien siendole infiel a tu pareja?
        Yo lo veo de este modo, no te miento se puede engañar a tu pareja en un abrir y cerrar de ojos, cuando te das cuenta llegas a un punto en el cual dices… ¿y ahora?

        Es ahí cuando eliges entre segui con ese engaño o dejarlo atrás y seguir adelante con tu pareja. En efecto cuando amas a alguien lo menos que quieres es dañar a esa persona.

        Este tema es muy complejo por que yo metería diversos factores como los celos y las sospechas de que algo anda mal. Basándome en mi experiencia (que admito que no es mucha) pero a la vez en lo que he estudiado empíricamente sobre la conducta y comportamiento de las personas, siempre, pero SIEMPRE después de que todo marcha bien te entra la sospecha de que algo anda mal, podrá sonar poco fundamentado pero te entra una corazonada de que así es y pues es ahí cuando empiezan los problemas.

        Creo que me he desviado un poco, en concreto…

        ¿…responsabilidad mutua entre las parejas???

        Eso depende del grado de comunicación que tengan y creo que si en verdad existe una profundam comunicación no habrá ningun problema relacionado con una infidelidad.

        Y si has caído en eso… el menos yo como hombre no me gustaría saber que mi novia me ha engañado con otro… no cuando yo no le he fallado… pero esa es otra historia

        Saludos y recuerde analizar a la gente que le rodea, e sbueno en ocasiones…

      • J. Alpuche Dice:

        ah si… se fue mi otro apellido jeje pero soy el mismo

        Saludos

      • J. estamos entonces de acuerdo, si hay buena relación no hay espacio para la infidelidad…ahora, si hay infidelidad hay dos caminos:1.- hacemos como que cerramos los ojos y seguimos en una pseudo relación o 2.- asumimos que hay problemas y tratamos de resolverlos para continuar o terminar la relación.

        Por otro lado coincido contigo en que a veces pasa que si todo marcha bien aparecen los fantasmas que nos hacen pensar que algo anda mal, pero no creo que eso justifique una infidelidad; mas bien estaríamos en el terreno de los celos patológicos y la paranoia, asuntos que también ponen en peligro la relación.

    • Mcarito Dice:

      No. Cuando se ama realmente, no hay espacio para la infidelidad porque el sentimiento que hay entre los dos llenará cualquier vacío, y si sucede la infidelidad es porque la relación no marcha bien; ahora, V tiene razón “el hecho de no ser infiel por miedo es tan egoísta como el serlo por apetencia” si somos fieles a nuestra pareja no debe ser por miedo, sino porque no nos nace estar con otra persona.

  10. ¿Quién soy yo para juzgar lo que está bien y lo que está mal? ¿quién es nadie? Apuesto a que Mario y Lucía intuyen su sub-realidad y consiente, con el pacto de no darlo a conocer nunca. La vida privada de las personas es una cosa, pero la vida secreta es algo aún más íntimo.

  11. Yo pienso qu e si se puede, y quien diga que no lo hace por pura hipocreasia. Sobre todo los hombres, que podemos ser infieles cuando queremos y no suele suponer un problema de conciencia. :)

  12. Me haces reflexionar y eso me gusta… o no? :)

  13. Hola, conocí éste blog por medio de Facebook, me gusta bastante, creo que deberías publicar más seguido.

  14. perdón, no e puede afirmar que quienes ocnisderan incompatible el amor con la infedelidad sea por hipodresía o por falta de libertad de pensamiento…tan se puede decidir porlainfedelidad como por la fidelidad, tan posible una respuesta como la otra…tal vez amar profundamente nos lleve a decidir no poner en peligro la relación, tal vez la unificación del ser impida la enajenación, tal vez es cobardía y exceso de control, cada uno sabe, desde dentro de si mismo desde donde responde y por qué…lo que si se es que si al tomar la decisisón la sensación es de plenitud y coherencia esa es la respuesta!!!

  15. Mi respuesta es clara: Sí, se puede.

    Me gusta el comentario de Mossar, y totalmente de acuerdo con el de V.

    Rina.

  16. Yo considero que no. Pero la infidelidad no depende tanto de la moralidad… Depende más bien de la cultura y del nivel de conciencia en el individuo. Si en tu cultura lo que se enseña es que el hombre puede tener más de 3 mujeres, pues entonces verás mal si solo tiene una. Si en cambio vives en una cultura donde el amor es consumado solo entre dos personas, la infidelidad es una razón válida de divorcio. Y aqui es donde entra el nivel de conciencia en cada persona, dependiendo de ello también varía la razón de su infidelidad… Por ejemplo, la persona que lo haría por placer no va a sentir ni un ápice de arrepentimiento, lo hará siempre que necesite consuelo sexual y no le importará mentir. En cambio una persona que encuentre la fidelidad como un acto inaceptable, si lo hace probablemente lo hará porque siente un vacío sentimental, que ese alguien no llena el agujero de romanticismo que necesita. Cuando se presente el momento de confesar se arrepentirá de corazón.

    Para mi infidelidad y amor no van de la mano, yo no juzgo al que lo hace… Siempre y cuando sea sincero con su pareja de lo que siente y quiere. Si no cumple estas dos condiciones, siga su camino que yo sigo el mío.

  17. No se puede si se ha crecido en el seno de una familia en la que has sentido el amor de tus padres y has experimentado el respeto entre ellos. Para mí, tu experiencia familiar es fundamental, ya que buscamos en las relaciones lo que hemos aprendido desde pequeños.. La fidelidad es fundamental en una relación, según lo que pensemos que deba ser una relación, para mí una relación es paz, amor y sobretodo confianza… sin esos ingredientes se transforma en simple apareamiento primario difícil que perdure después de la pasión inicial.

  18. hadadelamor Dice:

    En efecto, es posible y yo no hablo desde mi perspectiva moral ni cultural. Hablo desde mi propia experiencia. Existe un amor aun mayor que trasciende de los aspectos morales, culturales y demás. Cuando te vez inmerso en una situacion asi lo comprendes y en efecto no es para todos ya que es dificil de entender cuando tienes pensamientos con los cuales te formaste o te formaron y que se encuentran arraigados.
    Pero piensenlo por un momento, la naturaleza del ser humano filogeneticamente es ser poligamo tiene una tendencia a buscar los mejores genes para reproducirse, al igual que otras especies. La diferencia es que nosotros tenemos la capacidad de decisión y la capacidad de suprimir nuestros deseos e incluso moldearlos para que nos den menos problemas.
    El amor y el sexo son aspectos que se interrelacionan para el ser humano son necesarios en una relacion de pareja para su prevalencia, sin embargo no depende uno del otro, son totalmente distintos e independientes.
    Existen taaaantos tipos de amor, como posturas sexuales.
    A mi tambien me molesta etiquetar las cosas que nos conciernen como seres humanos de bueno o malo porque resulta ser muy relativo, antes bien prefiero que cada uno se permita vivir en plenitud experimentando todo lo que la vida nos ofrece y sin culpas sin juicio ni prejuicio, cada quien elige lo que necesita vivir….o ustedes que opinan?

  19. Si amas no eres infiel el amar es respeto es entrega a una persona si te entregas a otro no hay esencia no hay amor

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 112 seguidores

%d personas les gusta esto: