¿Tentaciones demasiado jóvenes?

Sucedió esta Navidad, hace sólo algunos días, cuando Papá Noel volaba su trineo sobre los tejados de la gran ciudad. El tipo se refugiaba en su abrigo rojo para evitar el viento helado, mientras observaba las luces de la última casa de la colina, donde según su lista debía entregar un osito de peluche, una flauta y… un vibrador… Papá Noel se sobresaltó al leer la última línea, y lamentó que demasiados años junto a los duendes le hubiesen hecho olvidar la complejidad de las debilidades humanas.

Lolita era la caprichosa destinataria, la muchacha que esperaba ansiosa, oculta tras el árbol de navidad, la llegada de sus regalos. Tenía 15 años y era aún una mezcla de curiosidad infantil y pasiones desatadas, que no dudaba en experimentar todo aquello que despertaba el ardor de su vientre.

Mientras planeaba mecánicamente sobre la última casa de la colina, Papá Noel se dejaba llevar por recuerdos pasados. Curiosamente, conocer que transportaba un vibrador para una joven de sólo 15 años le había hecho reflexionar sobre su propia vida, consagrada a la felicidad de millones de personas, encerrado entre aburridos duendes, bastones de caramelo y muñecos de nieve habladores.

Papá Noel ocupaba el puesto desde hacía más de una década y, aunque apenas superaba los cuarenta, su contrato de repartidor de regalos le obligaba a caracterizarse como un anciano gordinflón, con una barba blanca que le provocaba continuas irritaciones y varios almohadones bajo el abrigo que simulaban una generosa barriga.

Pero en su tiempo libre, Papá Noel era simplemente Nicolás, un tipo que solía evitar las tardes de té y pastas junto a los duendes para ejercitar los músculos en su gimnasio casero, o practicar el esquí de fondo en los interminables bosques de bastones de caramelo. Era un tipo robusto, obligado a una vida de renuncias que casi le había hecho olvidar cómo había sido antes, cuando el único bastón de caramelo era el que tenía entre sus piernas, y las tardes no eran anodinas y grises, sino auténticos maratones de sexo que le hacían desfallecer de placer.

La melancolía de esos pensamientos le acompañó hasta que se deslizó dentro del salón de la casa, dispuesto a dejar los regalos junto al árbol, cuando, de repente, reparó en que una respiración agitada se escondía tras el abeto de Navidad. Lolita asomó mirada de criatura silvestre y sonrió. “Hola, Papá Noel”, exclamó. Vestía un ligero pijama que dejaba adivinar los pequeños pechos y sus pezones encendidos. “Te estaba esperando”, añadió.

Papá Noel se estremeció. No le gustaba ser sorprendido en su trabajo. Se dejó en la butaca cercana e invitó a Lolita a sentarse en sus rodillas, como siempre hacía en esos casos. “Dime jovencita, ¿has sido buena este año?”, preguntó.
Lolita se encaramó al cuelo de Papá Noel y lo miró con curiosidad. “He sido mala, creo…”, respondió pizpireta mientras exploraba su cara y comprobaba que la barba no era más que un postizo que escondía el rostro de un cuarentón bastante atractivo. La joven se acercó al oído de Papá Noel. “No estás nada mal, vaya sorpresa me has dado”, le susurró juguetona, para sentir casi inmediatamente cómo bajo ella se endurecían los 20 centímetros del bastón de caramelo de Papá Noel. “Veo que te gusta tenerme en tus rodillas”, dijo entre risas.

El abrigo rojo y los almohadones ocultos se hicieron de repente insoportables. El calor lo invadía todo. Papá Noel era más Nicolás que nunca, paralizado por una Lolita que besaba su cuello mientras estimulaba con ligeros movimientos su animal despierto. Él sentía sus huesos frágiles, su cuerpo delicado que palpitaba bajo el pijama rosa. Hasta él llegaba su olor de hermosa hembra, un olor que le parecía tan antiguo como aquellos días en que disfrutaba de la libertad del anonimato.

Papá Noel habría querido arrancar ese pijama y haberla poseído allí mismo, frente al árbol de Navidad, haberla penetrado con ese bastón de caramelo que ya nadie lamía y que había sido relegado al onanismo más atroz.

La deseaba con todas sus fuerzas, “con todas mis fuerzas”, pensaba Papá Noel mientras manejaba su trineo hacia las alturas, huyendo apresurado de Lolita. “Era demasiado joven, he hecho bien marchándome sin tocarla, todo podría haber acabado en un lío”, pensó Papá Noel, agotado por una mezcla de frustración y satisfacción. “15 años… una niña… pero sin embargo… mmm”, se decía a si mismo. Poco a poco la casa de la colina se convirtió en una pequeña luz. Papá Noel nunca olvidaría a esa muchacha que se le ofreció como un regalo, y que rechazó por temor, por miedo a su juventud y a posibles represalias. Nicolás se masturbaría muchas tardes de domingo pensando en ella.

Así terminó la historia de Papá Noel… Una historia que me hace pensar en si la diferencia de edad es importante. ¿Es un problema estar con alguien mayor o más joven? ¿Es mejor evitar esa tentación? ¿Es una tentación?

16 comentarios to “¿Tentaciones demasiado jóvenes?”

  1. Particularmente, me gustan los hombres mayores, no lo veo como un problema, cada quien tiene su gusto, y es otra manera de diferenciarnos…..Esa historia me recuerda muchisimo a mi pareja, pues antes de estar juntos creiamos que si era un error y debiamos evitar la tentancion, pero ella nos gano =D y fue lo mejor que me ha pasado! Como si viviera solo comiendo azúcar, y ahora tengo toda una pasteleria para mi sola jaja cada vez es algo nuevo y es delicioso!

  2. natalia Says:

    mi novio tiene 34 y yo 18 y la edad no nos importa muchas veces he pensado en como sera cuando el sea mas viejo y yo siga joven y no me importa… tenemos relaciones comun y corriente como si tuvieramos la misma edad ! llevamos 8 meses y hace 5 años nos conocemos !

  3. Puede ser considerada tentación desde n punto de vista religioso, por lo tanto lo satanizan y es ¡MALO!…Ahora en el aspecto social “ateo” (por decirlo de alguna manera), mientras haya amor no hay problema porque la relación es de dos y por eso es a ellos a los que les incumbe.

    En mi caso nunca me han gustado las personas mayores, pero si a la persona que sí le gusta no le importa ¿Por qué me tengo que mortificar? a menos que me guste…En fín, igual pondría mi vista en otro porque ese sería un caso perdido jejeje.

  4. Hola te entiendo yo tengo 21 y mi novio 42 llevamos aprox. 2 años con dificultades pero nos amamos un mundo! Hace 5 años que nos conocemos y obvio es secreto no me lo permitirian jamas…Es un problema? si trae full problemas pero enamorarse es lo mas hermoso que hay en la vida; si estas dispuesto a dar el todo por el todo pra q evitarlo? si es un gusto momentaneo la mejor opcion seria dejarlo pasar. Es una tentacion al 100% ! Porque en si misma es una fantasia…

  5. Prudencio Says:

    Yo siempre digo que la edad no es importante, pero claro, luego está el tema de la justicia, la ley y todo eso. Si te vas con una chica mas pequeña pueden hasta meterte en la carcel. Asi que en ocasiones es mejor guardarse las ganas y seguir adelante.

  6. Ps la vdd, en mi opinion, no me importa la edad. Si las 2 partes se aman y no les importa, ps entonces no es impedimento para estar juntos. Pero cm dice la persona d arriba (prudencio), tmb hay k pensar en las consecuencias d andar cn alguien menor d 18…

  7. OK
    yo anduve un tiempecin con un chico 7 años mas joven…él es lindo y está lleno de energía, peor no f iuncionó cu nado empezó a verme como su mamá, se volvió dependiente y si, era muuuy inmaduro.

    Creo no se me antoja mas un hombre mas jove que yo. Yo tenia 42 y e l 36
    nada de adolescentes, por que si te andan metiendo a la cárcel, eso ya es abuso, es delito.

  8. no creo que la edad sea un impedimento, ni la mental, ni la física

  9. Cuando nos encontramos en una disyuntiva de este tipo lo más razonable es visualizar en nuestra balanza interna la opción de mayor peso. Analizándolo de un modo simple es obvio que a Nicolás le apetecía gozar de Lolita esa noche, no obstante se sentía liberado al actuar como él consideraba que era lo correcto. Por lo tanto, aunque al volver hacia casa se sintiese frustrado por no haber realizado algo que le apetecía, fue más fuerte el temor a los remordimientos y represalias. Con esto, no quiero decir que la opción de Nicolás fuera la buena, eso depende de cada uno. Si N.N. hubiera sido capaz de dejarse subyugar por el pijama rosa sin sufrir insomnio durante varias noches, probablemente hubiera escogido diferente, pero no todo el mundo posee esa “burbuja de ardiente veneno en las entrañas”.

    La elección de N.N. quizá no satisfizo sus deseos primitivos en ese momento, pero viéndolo de manera optimista esa imagen de Lolita le acompañará de manera mágica en sus momentos onanistas. Ya que a veces, la no materialización de un objeto de deseo hace que este sea lo que es. Y si no, habrá que esperar al año que viene a que la niña del pijama rosa pida unas bolas chinas.

  10. solange Says:

    hola bueno yo tengo 18 años mi pareja tiene 30.. emm ya hace 2 años que estamos y bue para mis viejos primero fue algo medio raro por la edad.. pero.. la verdad que a mi o me imprta la edad.. yo creo que el amor es mas grande y fuerte que cualquier cosaaa!!
    gral mente la gente va a juzgar la edad peroo si la pareja esta bien listoo siganadelantee.. no dejen que ndiee se meta en su relacion siepre que sean 2 y no 3 personas en larelacion!!

  11. Hola no hay problema a mi esposo lo conocí a los 15a mientras el tenia 34a cuando fue nuestra primera ves ya tenia 16 y el seguía en 34 y si hay amor o deseo por parte de las 2 personas todo tiene que salir Deliciosa mente Rico…..
    Me case a los 17a ahora tengo 21 y no se nota la diferencia entre nosotros pues somos muy compatibles en un 99% .
    Échenle ganas y si se les presenta la oportunidad de una noche de placer no la desaprovechen ….
    Bss..

  12. Hola tengo 36 años y mi pareja 17 al pricipio era una molestia ya que por las leyes existentes se me hacia imposible siquiera tomarle de la mono en publico. pero nos amabamos tanto, que la mejor idea que se nos ocurrio fue la de cambiar la fecha de nacimiento en sus documentos para poder casarnos. Bueno igual ahora nos miran raro cuando andamos por la calle flechados por cupido, pero que mas da ahora somos una pareja legal y felizmente casada.

  13. holaa estoi conociendo a una persona de 44 años yo tengoo 21 .. estuvimos una vez nada mas … pero es una persona tan agradable y yo soi una persona que si me dan un poco de amor y me tratan bien ya tiendo a volar .. y hoy me pasa que tengo miedo a enamorarme de esa persona y si me enamoro pienso tmb como lo tomara la gente o sea mi familia porque es algo anormal

  14. Ahm… yo tambien tuve una experiencia con alguien no tan mayor a mí… me sacaba por 10 años… y yo tenía 17.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: