¿Por qué chicas sí y chicos no?

Durante meses había intentado convencer a mi novia, Elvira, para montarnos un trío con otra chica. Esa había sido mi fantasía erótica desde el comienzo de la pubertad, cuando solía masturbarme mecánicamente varias veces al día, inspirado por la imagen pornográfica de dos mujeres lamiendo al mismo tiempo mi polla. Era imprescindible convencer a Elvira y, para lograrlo, me propuse desmontar sus pretextos con meticulosidad artesanal, empleándome especialmente mientras hacíamos el amor, cuando aprovechaba para lanzar rogativas y sacar mis deseos en procesión.

Un día cualquiera, mientras paseábamos por un centro comercial, mi novia se plantó frente a mí y me anunció con firmeza: “Sí, estoy dispuesta a probar un trío con otra chica, pero sólo a cambio de que, después, nos montemos un trío con un chico”.

Los transeúntes nos atravesaban con indiferencia, mientras yo calculaba las consecuencias de la opción planteada por Elvira. El calor hirviente que me subía desde la entrepierna y la ligera erección evidenciaban que, lamentablemente, estaba dispuesto a aceptar los términos más gravosos con tal de cumplir mi fantasía. “De acuerdo, mi amor, así lo haremos”. No volvimos a renegociar los términos.

A partir de ese momento comenzó un divertido juego que, durante varias semanas, nos entretuvo y nos unió como no lo habíamos estado desde hacía años. Buscábamos juntos a la candidata para nuestra aventura, lo cual se convirtió en un ejercicio comparable a la selección de personal más rigurosa. Valoramos a nuestras amigas en común, a mujeres que se anunciaban en la sección de contactos del periódico, buceamos en páginas web e incluso, a veces, pensamos en la posibilidad de abordar a una desconocida para proponérselo. Lo cierto es que la búsqueda nos convirtió en auténticos amigos y creó entre nosotros un vínculo comparable al que comparten los culpables de un mismo crimen.

Fue Elvira quien, finalmente, me propuso hacer un trío con una compañera de sus clases de Yoga. Miré su perfil en Facebook y me pareció fantástica, con un cuerpo delgado pero pechos generosos, una mirada inteligente y piercing en la lengua, algo que despertaba un morbo primitivo en mi entrepierna.

Fue así como, después de una lasagna y varias copas de vino, me vi rodeado de mi novia y su compañera, quienes renunciaron al café para ir directamente al postre. Chupaban alternativamente mi capullo con la delicadeza de dos mariposas, aprovechando a veces para besarse y entrelazar sus lenguas en la imagen pornográfica que había codiciado durante toda mi vida.

Me sorprendió la pasión con la que actuaba Elvira, que por momentos se olvidaba de mí para engarzarse a su compañera, mientras yo buscaba la forma de entrar en cualquiera de las dos. Follamos durante varias horas, en una experiencia que me provocó los espasmos más increíbles que jamás había tenido, y que satisfizo una carencia que hasta entonces me había hecho sufrir una existencia de huérfano.

Al día siguiente, mientras desayunábamos, Elvira bajó el volumen del noticiero y me miró fijamente: “Javier, ahora es tu turno, recuerda nuestro pacto, el siguiente trío será con un chico”.

Sus palabras provocaron un frío cortante en mis pensamientos, que se estremecieron con la idea de que otro disfrutase del cuerpo de mi novia y, aún peor, de sentir la proximidad íntima de un hombre. Esa sola posibilidad me provocaba una sensación de mareo y arcadas que me impidió continuar con el desayuno. “No creo que pueda hacerlo, Elvira, me parece que es algo superior a mis fuerzas, lo siento cariño”, respondí.

Jamás imaginaría que esa negativa sería capaz de provocar una sacudida capaz de agrietar las estructuras más remotas de nuestra relación. Tristemente, desde ese momento Elvira fue alejándose cada vez más de mí, entre reproches y acusaciones de mentiroso y cobarde. Ella sostenía que, como su novio, debía cumplir mi palabra para demostrarle mi integridad. Pero era imposible, era incapaz, era irrealizable.

Meses después Elvira hizo las maletas y se fue en busca de un hombre honesto, dijo antes de dar el portazo tras el cual la perdí para siempre. No la culpo.

Esta historia me hace pensar. Muchos hombres desean un trío con otra chica, y así se lo proponen a sus novias… Se trata de una fantasía común… ¿Pero las chicas también proponen tan abiertamente tríos con otros hombres? ¿Qué sucede si nuestra novia nos pide cumplir ese deseo? ¿Son las dos fantasías tan admitidas?

24 comentarios to “¿Por qué chicas sí y chicos no?”

  1. richard Says:

    pues creo q realmente aunq hubieces cumplido tu palabra hubiecen terminado, o si no serian estrellas porno… he esuchado de casos asi en programas q veo de tv de relaciones muy serias y cosas asi si kerias hacer un tri dificulto q la hallas querido de verdad men o talvez si solo q te dejaste llevar por eso metiste la pata creo q no hay nada q una mujer no le pueda dar a un hombre entonces porq buscar en otra? de seguro si no lo hubieces planeado obtener con ella te hubiece salido bien era preferible q estuvieras soltero y asi te zarpabas man…. la verdad a mi no me llama la atencion un trio ni nada de eso pero bueno lo mejor hubiece sido no hacerlo con ella pero bueno somos humanos y ya sabes el resto… la vida continua vivela.

  2. Mcarito Says:

    Pues es una típica posición machista la de este caso, la idea de que nuestra pareja esté con otra es igual de trastornante para nosotras, y porqué debemos aceptarlo si ellos no van a estar dispuestos a hacerlo también?

  3. Tu novia deberia haber invertido el acuerdo y empezar por el trio masculino así tu excitación por la idea de tener a dos mujeres lamiendote, tu hubiese llevado donde ella queria.

  4. pobre chicocobarde, sin cerebro, las mujeres tenemos las mismas necesidades fisiologicas que las de un hombre y las mismas fantasias.
    Yo creo que la novia lo hubiese amado de por vida porque el lazo que se crearia seria mas fuerte que en cualquier otra pareja xq esta ahi el sentimiento de confianza entre ellos y en uno mismo, el saber que le podes dar e tu pareja mas placer que de lo que le podes dar vos solo es muy gratificante.

  5. Personaje Says:

    Bueno a los anteriores comentarios, yo tengo que decir, ue ole tus huevos que almenos te hicistes el trio con dos tias y ademas que taban buenas, yo la verdad que me hubiese replanteado el decirle si si o si no cuando propuso lo del otro tipo, pero olle, reitero, con dos cojones xD

  6. --- NELIA --- Says:

    A mi me parece que este chico tiene mucha cara. Sin saber si será capaz de hacer un trío con otro hombre le dice a su pareja que sí para conseguir su propósito y una vez llevado a cabo ” lo siento cariño “.

    Lo peor no es el hecho de que se haga el trio con otro chico o no, sino la traición por parte de él con algo tan serio como es compartir momentos íntimos con otra persona que no sea tu conyugue, porque claramente se deja claro en la historia que sino hubiese sido por el pacto de que con un hombre también lo harían Elvira no hubiese aceptado.

    Lo que tendría que haberle dicho ella es ahora o lo haces o me tiro a uno yo solita e igual que te has dado el gusto tu me lo pienso dar yo. Y sino que disfrute de su nueva soltería porque hay que ser cabrón para tomarle el pelo así a tu pareja.

    — Nelia —

  7. Rascaputas Says:

    Efectivamente, en esta historia no me cuadra que Elvira confíe tanto en la palabra de Javier. Las mujeres son mucho más inteligentes, y lo normal habría sido hacerle pasar a Javier por el trauma mucho antes de que ella accediese a montárselo con otra. Con el rabo tieso, los hombres somos, tristemente, demasiado manejables.

    Yo que Elvira habría sido aún más drástico. Me lo habría montado con dos tíos en la cama, y que cuando Javier vuelva a casa “la sorprenda”.

    – Ya que no eras capaz de cumplir el pacto, ya me lo he cumplido yo por tí. – Diría la comprensiva chica. – Ah, y cierra la puerta, que hay corriente, y se les encoje la tranca a este par de mulatos. Y prepara algo de cenar. Tragar tanto semen me está dejando con mal sabor de boca.

  8. Pues sí yo si fuera ella me hubiese montado no un trío sino una orgía con todos tus amigos y en vuestra cama, para que nos pillaras cuando llegaras a casa.
    Hay que ser cabrón tío, ¿cómo tienes tanto morro?
    ¿Te das cuenta de la pedazo de tía que has perdido, no?
    A mí mi novio también me lo proponía, lo del trío, pero yo, incapaz de siquiera imaginar lo que pasará si dejaba que él disfrutara con otra delante de mis narices, nunca acepté. El hecho de que ella aceptara demuestra lo mucho que te quería que hasta fue capaz de pasar por alto esa angustia con tal de satisfacer tus deseos.
    Lo que tú has hecho no tiene nombre, ¡al menos te habrás quedado a gusto!

  9. santaarin Says:

    Buena historia. Entiendo que todo lo que cuenta este blog es pura ficcion, aunque veo que Diana (la usuario anterior) no lo ve asi.
    A mi me gustaria tener un trio con mi novia (si la tuviese), incluso a cambio de un trio con dos tios…🙂

  10. Rascaputas Says:

    Por cierto, a mi también me encantaría montar un trío, pero no con mi novia. Se me haría demasiado raro. Tanto como notar en mis huevos el roce de los huevos de otro tío… no, prefiero no experimentar.

    Cuando quiera un trío, buscaré a dos desconocidas.

  11. A decir verdad como mencionaron anteriormente de que ella permitio todo porque lo queria pfff…..jamas …un sentimineto de verdad es puro y fiel ….ps como hombre seria irrespetar ami pareja ..si la quiero de verdad ni me lo imaginaria y si ella siente lo mismo se q tampoco lo haira aunq lo deseara…seguramente era una tipica relacion q la llamaria “porque si” q nos encontramos con ela prque solo pasamos buenos mommentos y nada mas ..o porque en ella buscamos satisfacer deseos q en cualquier momento no lo podemos tener …son relaciones para tenr sexo y las mantenemos porque lo tenemos alli a ala mano

  12. La verdad esque tudebiste de haber cumplido tu palabra, porque ella te COMPARTIO CON OTRA CHICA! Eso mismo que sentiste tu de “No voy a compartir a mi novia con otro, sentir la proximidad de un hombre”, entre otras cosas, es exactamente lo mismo que ella penso, confio en ti y decidio darte esa fantasia, que era obviamente peligrosa, pero almenos se quedo a tu lado & dijo ok hagamoslo! OBVIO iba a pedirte lo mismo’ ;D Pero ahora si que tu nota deberia llamarse LOS CHICOS SI Y LAS MUJERES NO? Porque es exactamente lo que paso Tu Si lo hiciste & a ella no la apoyaste’:/ Para la proxima que hagas eso, se consiente de eso’ n_n

  13. Uhm… pues mi novio y yo tambien hemos estado viendo esto de tener un trío con una chica… y cuando le dije del trío con un hombre, me dijo que prefería no cumplir su fantasía a ver cómo otro macho me penetra.
    Y bueno… no tengo problemas, porque la fantasía de un trío con una chica también es mía, y puedo vivir sin tener dos penes para mí solita.

  14. adrianbg87 Says:

    Muy bien hecho por el, yo hubiera hecho lo mismo. De todas formas a lo mejor yo hubiese tolerado que ella este con otro hombre más… pero sin que ese tipo me roce tan siquiera. Esa pegadera de machos la veo fea… sin embargo entre mujeres luce elegante….

  15. Gary V. Says:

    A la luz de lo leído en este blog (relato + comentarios), me quedá claro q este tema que quema sobre tríos entre tíos y “trías” es cosa NO apta para heterosexualitos. A ver si con este relato los varoncetes machistóides se aclaran y vuelven a pisar tierra, que la fantasía aquella de marras, no les va.

  16. Mi chica keria un trio HMH y yo un MHM pero solo quedó en platica; sin embargo un dia en nuestras vacaciones sin querer tomamos la mejor decisión: hicimos un “foursome” con una pareja de canadienses!

    P.D. Me parece la mejor opcion ya que ambas parejas estan en igualdad de posibilidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: